Audrey Hepburn: Icono de moda

Audrey Hepburn es un icono de moda por su estilo, por su elegancia natural y por su personalidad. Su frágil belleza dejó una huella imborrable tanto en el cine como en la moda. Bautizada con el nombre de Edda Kathleen Van Heemstra Hepburn-Ruston, nació el 4 de mayo de 1929 en Bruselas. Se crió en una familia aristocrática holandesa. Durante los diez primeros años de vida vivió en Holanda pero más tarde tras la separación de sus padres, decidió marcharse a vivir a Londres y estudiar danza, pero la delicada situación económica de su familia no le permitió continuar con un futuro prometedor como bailarina de Ballet, y tuvo que colgar las zapatillas y dedicarse a la interpretación.
Tras intervenir en algunas películas y trabajar como corista en los teatros, su gran oportunidad llego en 1953 cuando protagonizó de manos de William Wyler Vacaciones en Roma (1953), su primer papel protagonista en Hollywood, por el cual gano el Oscar a la mejor interpretación femenina y le lanzo al estrellato. Era el verano de 1953 cuando Audrey terminó de filmar Roman Holiday, y se preparaba para el papel de actriz principal de su segunda gran película Sabrina. Sus compañeros de actuación, Humphrey Bogart y William Holden, eran los galanes más cotizados de la época. La película, que ha pasado a la historia como un clásico, exigía un vestuario muy sofisticado y los estudios decidieron enviarla a París para que ella lo escogiera.
Estaba a punto de conocer a Hubert de Givenchy, el aristócrata aprendiz de la casa Shiaparelli, y devoto admirador de Balenciaga, quien había inaugurado hacia poco su propio estudio. Audrey conocía muy bien su reputación, pues era una fanática seguidora de la moda.
Este primer encuentro fue decepcionante para Givenchy, pues la primera impresión que tuvo fue la de estar viendo un animal desvalido. Pero rápidamente desarrollaron una amistad que duraría el resto de sus vidas. En él, Audrey no solo descubrió a alguien que amaba tanto la moda sino también a alguien que miraba el mundo de la misma manera que ella. Los dos tenían esa aristocracia innata que no depende de la cuna ni del dinero.
A pesar de la química entre los dos, Audrey no logró que Givenchy se hiciera cargo de diseñar el vestuario de la película pues en ese momento él estaba preparando la colección para el siguiente invierno y ella tuvo que escoger algunas de las prendas que ya estaban en la tienda.

Fueron tres piezas:

Un sastre gris de doble abotonadura y cuello redondo

Vestido strapless de baile blanco bordado

Vestido de cóctel negro.

Fue el inicio del romance entre Holywood y la moda.Sabrina fue tal vez la primera película que introdujo el concepto de la moda francesa como tal en Hollywood. La colaboración entre Audrey y Givenchy tuvo un éxito rotundo inmediatamente. Todas las mujeres querían ser Audrey Hepburn, se vestían como ella y se peinaban como ella. Muy pronto copias de sus vestidos circulaban por todas las tiendas aun antes del estreno de la película."Él es más que un costurero, es el creador de mi personalidad", le dijo Audrey a los reporteros en una ocasión. Juntos desarrollaron el uso del lino, de los colores simples y del exquisito corte que caracterizó la ropa que usó la actriz durante toda su vida.Ralph Lauren, otro de sus grandes amigos, es aun más enfático cuando se refiere al estilo y al glamour que lograron el costurero y la actriz. "Givenchy hizo miles de prendas bellísimas, pero las que uno realmente recuerda fueron las que hizo para la Hepburn".


¿Quién no ha visto esta escena? ¿quién no se ha enamorado de esta escena? ....

... Una de las más famosas de la historia del cine se podría decir, una donde una Audrey Hepburn luce uno de los vestidos más envidiados del cine. Fabricado en satén italiano y con un gran escote en la espalda, también fue diseñado por Givenchy y fue subastado el año pasado por la casa de subastas londinense Christie's por un valor de más de 600.000 euros, la cifra más alta pagada por un traje diseñado para una película. Siempre iba de GIVENCHY, todos los vestuarios de todas sus películas se los encargaba a su amigo Hubert de Givenchy...ella impulsó la firma tal y como la conocemos hoy día.

.................

Share:

1 comments

  1. Me ha encantado este post. No sabía nada de lo que has contado y me parece alucinante tanta elegancia en una personita tan menuda :P

    Un beso ;)

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, nos ayuda a crecer