26 de Agosto de 2009


12 de la mañana, es un día más de vuelo, dos horas antes en el aeropuerto para el Briefing y preparar el vuelo. El vuelo hasta las 14 no tiene la prevista, no sé si esta vez saldremos en hora o nos retrasaremos algo, pero todo apunta que vamos en hora, por suerte, en Madrid nunca tenemos problemas para salir en hora.

Llego como cada día, subo escaleras, y empiezo a respirar ese aire, ese ambiente que tanto me gusta, es el ambiente de los viajes, de los que se van, de los que se quedan, los que despiden a alguien, los que los reciben.

Este sería un vuelo más, pero no, no es un vuelo nuestro, es un vuelo para otra compañía, y hoy no vamos llenos, vamos con 200 pasajeros menos, algo que se nota muchísimo, y más en este vuelo, que como no es nuestro servicio, se trabaja mucho menos, vamos que practicamente de 10 horas y 9 minutos de vuelo vamos a trabajar 2, y efectivamente, así es. Todo rápido, dejamos pasar un par de horas desde el despegue para dar las comidas, cuando normalmente empezamos a preparar y calentar todo en cuanto quitan la señal de cinturones, como solo hay un servicio y tan poca gente, decidimos tardar un poco más y dárselo más tarde, empezamos, como siempre repartiendo los papeles de aduanas, para que vayan rellenándolos, que luego siempre... vienen los lios.

En el embarque ya se ve si va a ser un vuelo movidito, si vamos a tener problemas, durante la hora que dura más o menos el embarque ya intuimos como nos va a ir el vuelo, ye este parece que es tranquilo, no nos equivocamos y así es, un vuelo tranquilo, sin sobresaltos, con pasaje muy calmado, tranquilo, educado y simpático.

En 10 horas y 9 minutos exactos estamos aterrizando en el aeropuerto de Viru Viru, de Santa cruz de la Sierra en Bolivia.

20 minutos antes comienza el descenso, los cinturonos se encienden, la tripulación nos preparamos y aseguramos la cabina, ante la duda de algunos de poder levantarse o no, pero ya he dicho que es un pasaje tranquilo y no tenemos problemas, bueno, han bajado todo el equipaje ya, para ir más rápido y hay que volver a subir todo, espero que no lo hagais nunca, que nos da más trabajo, y no por nosotros, porque eso no es nada, es por el comandante que quiere la cabina asegurada rápido.

Hemos aterrizado en Viru Viru, un vuelo más, sin problemas, ahora nos esperan 2 días en Santa cruz, dos días, en los que... por suerte, me ha tocado con una de mis mejores amigas, que no ya compañera, sino amiga, amiga de verdad, asi que estoy con ella todo el día.

Dentro de dos días volvemos a Madrid, y ya tengo ganas de volver, después de haber estado medio agosto en Santa Cruz.

Share:

0 comments

Gracias por tu comentario, nos ayuda a crecer