San Petersburgo


Con cinco millones de habitantes, es la segunda ciudad de Rusia, después de Moscú.
El centro de la ciudad es considerado por la Unesco, patrimonio de la humanidad, St Petersburgo es además la sede de la Corte Constitucional de Rusia. Fundada por Pedro el Grande el 16 de mayo de 1703 con la intención de convertirla en la "nueva ventana de Rusia a Europa". A partir de entonces se convirtió en capital del imperio ruso durante más de dosciento años, hasta que tras la revolución rusa la capital del país regresó a Moscú.

El nombre de St Petersburgo es de origen holandés y alemán, Pedro el grande la nombró así en honor a su Santo Patrono, San Pedro. Una ciudad que ha cambiado de nombre a menudo, de San Petersburgo a Petrogrado, a Leningrado y de nuevo a San Petersburgo.

Nunca una visita a San Petersburgo estará completa sin conocer el famoso Museo Hermitage.



la "joya de la Corona" de todos los museos rusos, fundado en 1764 como el Museo Privado de Catalina la Grande, al que sólo tenía acceso ella y sus cortesanos más cercanos, hoy en día el museo alberga una colección impresionante con más de 3 millones de obras, repartidas en 4 edificios, el Palacio de Invierno, el Pequeño Hermitage, El antigüo Hermitage y El Nuevo Hermitage.

En Rusia se necesita visado para poder entrar, nosotros no lo teníamos, asi que era obligatorio el tener que contratar una excursión (si, esas que tantas odiamos, pero no quedaba de otra) eso si, haciendo unas cuantas escapadas, en cuanto se metían a un museo, nosotros huíamos a descubrir la ciudad, que gracias a eso vimos muchas más cosas.

Nuestra primera parada fue precisamente el Hermitage, dentro del palacio de invierno, en cuanto la guía dijo que en caso de que alguien se perdiese quedábamos a las 15:30 en la puerta, nosotros huimos del museo, dispuestos a conocer la ciudad, no nos alejamos mucho, pero ya vimos un parque donde se encuentra la llama perpetua, que recuerda a los caídos durante la revolución.





La catedral sobre la sangre derramada, la única de estilo pseudoruso que se encuentra en San Petersburgo y donde realmente nos damos cuenta que estamos en Rusia, ya que te acerca un poco más a Moscú, esta catedral fue lo que más nos impresionó y gustó, al fin y al cabo es lo más ruso.

Llegamos a la calle principal, La Avenida Nevsky Prospect, donde se encuentran todas las tiendas, lo que en Madrid sería una mezcla entre la Gran vía (por grande) y Serrano (por las tiendas de lujo), una avenida impresionante, llena de tiendas, de gente, y lo que más no llamó la atención, gente exclusivísima, Rusia es un país de contrastes, donde se ve muchísima gente pobre y muchísima gente rica, muy rica, no existe la clase media, a nosotros no nos pareció una ciudad cara, precios como en España más o menos, a veces más, a veces algo menos... Lo que nos contó una chica es que, se nota en otros momentos, por ejemplo cuando se quiere salir por la noche, todas las discotecas y clubs son exclusivos, donde se elige quien puede entrar y quien no, y sobretodo donde se pagan cifras desorbitadas por mesa, privados o botellas de champan.

Después de nuestra pequeña primera aventura, regresamos al Hermitage, para juntarnos con el grupo de nuevo, esta vez nos daban (menos mal) dos horas para comer, asi que nosotros que ya conociamos la calle donde nos dejaron para comer, fuimos directos a un restaurante que ya habíamos fichado y comimos lo típico ruso, carne con salsa estrogonoff, buenísimo y delicioso, para terminar la comida un chupito de vodka, pero no de vodka tal y como lo conocemos aquí, un vodka exquisito, del cual te puedes beber un vaso, y aunque sea fuerte, el sabor es delicioso.

Dimos un paseo para ver la Corte (eso si, en obras), pero impresionante, un centro comercial, más bien una galeria, como aquí puede ser El Corte Inglés, pero enorme, ocupando casi 5 manzanas, pasamos y dentro era algo diferente, todo completamente separado y muy, muy lujoso.




Por la tarde fuimos a ver la impresionante catedral de San Isaac, donde hay que destacar sus maravillosas cúpulas, por dentro también impresionante, pero de verdad lo que impresiona son las columnas y las cúpulas.

Volvimos a escaparnos, y nos acercamos a uno de los malecones para pasear y visitar la Plaza de Kazaan, enorme plaza, tremenda, en el centro se encuentra una columna, llamada la Columna de Alejando, la plaza es enorme, en un lado está el Palacio de Invierno, inconfundible porque es verde, muy llamativo, al otro lado, unos arcos que comunican con la avenida Nevsky Prospect, pasando por una callecita.

Después volviamos al bus para ir a una de las islas, a visitar otro monumento, que es el de la primera foto, una especie de Catedral, sin serlo, donde están enterrados la mayoría de los Zares y Zarinas rusas. Entre todos ellos está la Princesa Anastasia, que contrariamente a lo que todos creemos, ella no fue la única superviviente, ella murió con el resto de su familia, y su cuerpo fue encontrado, eso sí, mucho tiempo después.

Cuando salimos de aquí nos fuimos al barco, una pena, porque sin visado no podíamos quedarnos por la noche, y nuestra idea era la de salir un rato por la noche, ya que teníamos unas cuantas direcciones, pero aún así, estábamos cansados y nos apetecía descansar.

Que comer en Rusia....

- Ternera Strogonoff, salsa típica rusa con zumo de limón, mostaza, nata, cebolla.... exquisita.
- Vodka, como no, nada que ver con el vodka que se conoce aquí.
- Caviar, delicioso, para potenciar su sabor es bueno tomarlo con mantequilla, pero claro, no una mantequilla cualquiera, una medianamente decente.
- Borsch, sopa de origen ucraniano hecha con remolacha, patata, tomates, col y carne.

Que comprar...

- Ámbar, de todos los colores, verde, rosa, blanco, negro y naranja, para mi, mi favorito el naranja, el de siempre, precioso y a muy buenos precios.
- Caviar.
- Vodka.
- Matrioskas, muñecas típicas rusas, hay cientos, miles de modelos, las baratas, las normales, las caras, las muy caras. Las encontrarás por todas partes, mercados, mercadillos, la gente se acercará a ti intentando vendértelas.
- Huevos rusos, Huevo de Fabergé, son los famosos huevos de Fabergé, muy típico ruso, al igual que las muñecas, encuentras desde precios muy económicos hasta algunos de cifras astronómicas, obviamente estos últimos hechos de oro, diamentes, rubies y demás tipos de joyas y precias preciosas.

El segundo día, salimos también con la excursión y paramos en un puente a hacer fotos, hablé con la guía para decirle que nosotros íbamos a irnos por libre y que a que hora y donde quedábamos, asi que dicho y hecho, nos desvinculamos del grupo y nos fuimos a nuestro aire.
Como toda la parte antigüa ya la habíamos pateado, nos cogimos el metro y decidimos irnos a la aventura, a ver parte de la ciudad moderno, asi que a eso nos fuimos, plano en mano con alfabeto cirílico y ruso (menos mal) íbamos intentando adivinar donde queríamos ir, porque en el metro estaba todo en cirílico, pero lo conseguimos y nos fuimos a la otra parte de la ciudad a conocerla.
Nosotros montamos en la linea azul y no pudimos ver la amarilla o rojo?? no recuerdo, que es la que más se parece al metro de Moscú, es decir, lámparas de palacio, cuadros, etc, etc... una pena, porque tenía ganas de verlo, aunque ya nos dijeron que nada que ver con el de Moscú.
Después de este día, en el que tampoco paramos, comimos en otro sitio, pero lo mismo que el día anterior, ternera strogonoff, que bueno estaba, habíamos quedado con la guía en la Plaza de San Isaac, en frente justo de la Catedral, ya allí, montamos en el bus y nos fuimos al barco.
A las 7 de la tarde el barco zarpaba de St Petersburgo, la salida, al igual que la entrada, no es nada bonita, ya que pasas por toda la parte industrial de la ciudad, asi que no es nada bonita.
Próximo puerto.... Tallin....

Share:

4 comments

  1. Preciosas las fotos y el viaje me ha encantado!!

    Sigue, sigue... jajaja

    Lauris
    _____________________________________
    http://viajealatardecer.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. lovely photos and writing! thanks
    http://xazddesign.com

    ResponderEliminar
  3. Hi darling...te pongo desde ya entre mis favoritas...me encanta tu blog...q bien...ya encontré alguien con inquietudes parecidas...hahaha! voy a leerme tranquilamente tu blog porq he visto destinos como Croacia q estoy interesada para mis vacaciones...

    bsitos florecilla

    ResponderEliminar
  4. hey.. buena onda el blog y muy util.. un beso

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, nos ayuda a crecer