Decorando la tripa de mamá



La semana pasada, mientras pintábamos en unas cartulinas de Saioa, se me ocurrió que podía ser divertido pintarnos la tripa con la tempera de dedos, así que sin pensarlo muy bien, nos pusimos a ello, Saioa se lo pasó genial dibujando en mi tripa y en la suya.


Nos reimos, jugamos, manchamos, disfrutamos, y Saioa decoró la tripa a su manera y con su arte particular.


Al principio no se atrevía mucho y metía timidamente el dedo en el bote de pintura, pero poco a poco se fue animando, como hace siempre y acabó siendo todo un manchurrón negro con la mezcla de todos los colores.




Si no habéis probado a dibujar así con vuestros hijos, donde el lienzo sea vuestro propio cuerpo, hacerlo, se divertirán y es una pintura que se va muy fácil con una ducha rápida, lo pasaréis genial viendo los dibujos que se les ocurren, Saioa pintó un coranzocito, escribió el nombre de Sira, el suyo, intentó dibujar a Olaf, un sol, la lluvia... lo que dio de sí el barrigón.




Ahora, a disfrutar del fin de semana, el lunes os esperamos Miguel y yo con el post de fotografía, que debería ir hoy como último viernes de mes que es, pero no hemos podido por un problemilla de agenda, y retrasamos al lunes. No os lo perdáis.
¡¡Feliz fin de semana!!

Share:

16 comments

  1. ¡Me encantaaaaaa! Y una cosa, de frente casi no se te aprecia la barriga que tienes. Pero te pones de lado y madre mía, que barriga tan gordiiiiiii!!!! Es muy graciosa porque es muy redondita y parece que no pueda darte más de sí la piel. No sé donde vas a meter a la niña en lo poquito que te queda, ¡va a abultar más la barriga que tú!

    Preciosas imágenes y precioso momento. Gracias por compartirlo con nosotras. Me me encantan vuestras caras. Pocas veces te he visto en fotos con esa gran sonrisa riendo a carcajadas. Tuvisteis que pasarlo en grande.

    Un besazo. ¡Qué ganas de conocer a Sira ya!

    ResponderEliminar
  2. Que bonitas, me encanta la cara de Saioa es como de super emoción
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  3. Se nota que lo pasasteis de maravilla, ¡qué divertido!

    ResponderEliminar
  4. Se nota que se lo paso bomba!! a los niños les encantan estas cosas... y con la tripita de mamá aún más, que vinculo tan bonito.
    Una de las sesiones que más me han gustado de las que hice el año pasado eran dos hermanos jugando a pintarse entre ellos... ¿Qué tendrá la pintura?

    ResponderEliminar
  5. Qué bonito!!! Seguro que lo pasasteis genial! Hacer cosas diferentes con los peques es muy agradecido. De momento no me animo, Amaya podría pintar mi tripa, la de su hermano y la habitación entera!!! Un beso y gracias por compartir estos momentos :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno yo me fio poco de Saioa, pero hay parte de las paredes ya pintadas jajaja, y te aseguro que se quita genial. En parte por eso le pintamos una pared de pizarra.
      Un besote

      Eliminar
  6. A mí me da una envidia veros así de frescas en pleno invierno. En casa no hay calefacción central y eso es impensable.
    La idea es genial, pena no haberla conocido antes para haberlo hecho con Peque.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi casa hce muuucho calor, es todo ventanal y orientación sur-oeste, sur, sur-este, así que hasta en invierno durante el día se está genial. En verano necesitamos aire, pero bueno, en invierno no pasamos frío.
      La verdad que es muy divertido!!

      Eliminar
  7. Qué idea tan especial y motivadora!!!Viva la libre expresión!!!Estáis geniales!!! Yo lo había pensado hacer con Kimba, mi galga, pintando su trufa. Pero creo que puede terminar en desastre asi que me conformaré con sus lametazos. Feliz fin de semana!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jeje, mejor reducirlo a los lametazos tan cariñosos que dan.
      Besos

      Eliminar
  8. Que divertido!! Vaya rato más entretenido que tuvisteis que pasar, seguro que la peque se lo pasó en grande. Hay ratos con ellos que valen millones, a que si?
    Yo aún no me atrevo a darle un bote de esos a mi peque, de momento le quiero pintar una pared de pizarra a ver que pasa...
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros le pintamos la pared de pizarra antes de cumplir el año, le daba pinzas gigantes que venden en imaginarium, con una base para que los bebés puedan sujetar cuando ya saben hacer más o menos la pinza y fue genial, nunca le ha dado por pintar fuera de la pizarra, y le encanta a día de hoy con 4 años.

      Eliminar
  9. qué momento tan bonito!!! una idea de lo más divertida! besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que fue divertido verla reirse tanto, y una confesión, ya hemos repetido jeje

      Eliminar
  10. Hola guapura!!
    buen post :), me quedo como nueva suscriptora, te invito a pasar por el mio y seguirme.
    Un besazo
    enatiam.blogspot.com.es

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, nos ayuda a crecer