Martinique. Fort de France

La vez que más tiempo estuve en Martinica, no pude disfrutar del hotel de la entrada anterior, estábamos al lado del aeropuerto, a unos pocos kilómetros de Fort-de-France, capital administrativa de Martinica, y que tuve la oportunidad de visitar.



En Fort de France se puede visitar la Biblioteca Schoelcher, es una de las mejores atracciones de la ciudad, por el curioso y antiguo edificio que la alberga como por su inmensa colección.




El Jardín de la Sabana, El Parque Floral y El Fuerte Saint-Louis son tres de las visitas obligadas, digamos que es la parte bonita de la ciudad, con una pequeña playa, muy pequeña, de apenas unos metros, donde se puede pasear, descansar y relajarse, o darse un baño, hay una especie de embarcadero, pequeñito, donde han puesto varias escaleras para tirarse al mar directamente si pasar por la playa, el dia que estuve allí, estaban los niños dándose chapuzones.


En cuanto a compras, la verdad que poco se puede hacer, quitando los típicos souvenirs, la tela típica de estas islas, de cuadrados, en esa tela puedes encontrar infinidad de cosas, vestidos, muñequitos, el traje típico, camisetas, manteles como no... etc, etc...

La gastronomía es muy variada y con bastante influencia europea y como no, caribeña. Si os gusta el pescado y el marisco os gustará, porque son sus especialidades.
La bebida típica es el ponche (Ti Punch), que lleva tres partes de ron blanco, una de licor de caña de azucar y zumo de frutas y lima.

Share:

4 comments

  1. Qué ganas de irme allí ahora mismo..qué bonito y tranquilo!

    bsos

    http://delunaresynaranjas.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Q maravilla de lugar, cuando encanto!


    www.emerjadesign.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. No sabia que el ponche era la bebida típica de Martinique . La entrada es muy bonita . Saludos desde Mallorca !!

    ResponderEliminar
  4. Gracias por vuestros comentarios, me alegro que os guste la isla.
    Besos

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, nos ayuda a crecer