Budapest

Poco antes de nuestra boda, nos tocó irnos cuatro días a Budapest, ciudad que ambos ya conocíamos, yo bastante menos, y que nos encanta, una ciudad cosmopolita, moderna, con mucha cultura y mucha fiesta.


El Danubio separaba lo que antigüamente eran dos ciudades, Buda (una vez fue sede Real, grandes casas, casco antigüo) y Pest (zona comercial y económica), llamada la región Óbuda, hoy unidas, formando una de las capitales europeas más hermosas e importantes.




Basílica de San Esteban
Dedicada al primer rey de Hungría, Esteban, es la más grande de la ciudad y un gran atractivo, se encuentra en el centro neurálgico y de moda de la ciudad. Como curiosidad: La basílica alberga el mayor tesoro húngaro, la mano momificada de San Esteban.



La Plaza de los Heroes 
Se sitúa en uno de los extremos de la avenida Andrássy. Se trata de un monumento erigido en honor de los líderes fundadores de Hungría, es mucho más impresionante verla de noche, ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

  

A este precioso parque se llega atravesando la Plaza de los Heroes, justo detrás llegarás al parque, para entrar esta zona tan bonita, hay que atravesar la puerta amurallada, y te encontrarás con unas zonas verdes de cuento, un lago con hamacas de madera donde poder descansar, y el curioso monumento a Anónimo.





Parlamento de Budapest.
Es el tercer Parlamento más grande del mundo, y en su momento fue el primero, es espectacular.
Si queréis visitarlo la entrada es gratuita para ciudadanos de la Unión Europea.




El Castillo de Buda, es seguramente la imagen más emblemática de Budapest, además del castillo, en la colina encontramos Buda, lo que parece un pequeño pueblo, ideal para pasear por sus calles.
Coincidimos que era la feria del foia en el castillo, y nos dirigimos allí para disfrutar de una rica cena, de las más cosas típicas húngaras.





Monumento de los zapatos

Me llamó mucho la atención este monumento, en memoria de las personas que fueron asesinadas en ese mismo lugar, antes de su marcha de la ciudad, los nazis, ataban a los judios por parejas al borde del río, a uno de ellas le disparaban y al otro le empujaban al río, siendo arrastrado por su compañero ya muerto, los zapatos se los quitaban porque era lo único de valor que llevaban encima.
El monumento es en memoria de esas víctimas, que parece que todavía esperan a borde del Danubio la vuelta de sus dueños.
Es realmente conmovedor, especialmente los zapatos de niño, que cada vez que pasábamos por delante tenía unas flores diferentes.





Además de la pequeña muestra, digno de ver es la Ópera, un edificio situado en la avenida Andrássy.

La avenida Andrássy es una de las arterias de la ciudad (junto con Váci Utca) en esta calle además disfrutarás observando cada uno de los edificios, con sus preciosas y antigüas fachadas, buenos restaurantes y sitios de moda, y las tiendas más exclusivas.

Váci Utca, es la calle paralela al Danubio, y termina en el Mercado Central, seguramente una de las calles más turísticas, llena de tiendas y restaurantes, es ideal para meterse por las callejuelas que se abren a lo largo de ella, y tomarse una buena cerveza en una de sus terrazas.

Los puentes son uno de los grandes atractivos de la ciudad, especialmente el puente de las cadenas, que en conjunto con el Castillo, hacen una imagen impresionante.

Un poco de info...

En Hungria se habla húngaro, un idioma totalmente diferente al español, en el que no se encuentra ninguna similitud. El inglés lo habla bastante gente, aunque en algunos sitios (pocos) encontré algunos problemas para comunicarnos.

A poco tiempo de que entre en vigor el Euro, por el momento la modena oficial de Hungria es el Florín Húngaro. Aproximadamente 1 Euro son 290 Florines.

Las propinas están muy arraigadas, y es normal dejar entre un 10% y un 15%, en muchos restaurantes ya está incluída en el servicio.



Fotos. Miguel Santamaríamig_electro
Cámara. Nikon D7000
Objetivo. 50-200

Share:

3 comments

  1. El monumento de los zapatos em ha encantado!!!
    Un beso,
    Mlu

    ResponderEliminar
  2. A mi me encantó nada más verlo,al conocer su singnificado me impactó mucho.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Pues no conozco Budapest pero tiene que ser super bonito, sobretodo en ésta época del año. Por cierto, ¿cuánta gente habrá ido al agua por tropezarse con esos zapatos de metal? :)

    Un saludo.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, nos ayuda a crecer