Hablando de Fotografía 7. Organización del espacio


EL ENCUADRE
Encuadrar una parte del mundo para crear una imagen, seguramente es la parte más importante del proceso de composición, según encuadres estás dando un significado a lo que estás viendo.
Las proporciones del sujeto, la orientación del encuadre (horizontal y vertical) y la ubicación del centro de interés son 3 pautas fundamentales.


Ubicación en el encuadre


Hay una tendencia natural en los novatos, en colocar el sujeto de interés en el centro de la imagen. Si conscientemente descentras ese sujeto y lo mueves hacia uno de las cuatro esquinas que tiene el marco de la foto, haces que la imagen se libere de ese estatismo, vas a crear una tensión muy interesante para el espectador.


Tamaño en el encuadre


También hay que pensar en el tamaño del motivo en relación con el fondo. ¿qué pretendes decir con el motivo y su ubicación? quieres que el motivo domine o que se mezcle con el fondo?

Al igual que tenemos tendencia a situar el motivo en el centro, existe una renuncia natural a recortar. Hay que mantener los detalles importantes, pero no renunciar a recortar el motivo, la mente rápidamente completa lo que se ha recortado. "La exageración es uno de los recursos mas poderosos del fotógrafo", por ejemplo, recortar un motivo lo suficiente para resaltar el máximo detalle y que impacte.

Otra posibilidad consiste en mostrarlo lo más pequeño posible dentro del encuadre (lo bastante grande para que se pueda reconocer)








Formato horizontal 



Es importante saber como colocar la cámara a la hora de hacer una foto, si en horizontal o en vertical. Dependiendo de la organización en el espacio de la escena los haremos de una manera u otra.

El formato horizontal o apaisado se suele usar en paisajes, la forma rectangular da una sensación de estabilidad y de dirección. Hacer una foto de retrato en formato horizontal deja zonas superfluas a cada lado del sujeto, por eso una vez más es recomendable descentrar al sujeto para dejar a un lado detalles interesantes (enfocados o desenfocados)

También este formato nos sirve para aumentar la sensación de distanciamiento del sujeto. (incluimos espacio detrás y delante del sujeto)



Formato vertical (foto de concierto en portada)

O también llamado formato retrato. Enfatiza las líneas y planos verticales, exagera la profundidad del primer plano y el fondo. Los ángulos de la fotografía son más pronunciados, por lo que los detalles ganarán mucha fuerza y significado.
Se puede utilizar en fotografía de paisaje cuando adquiere relevancia un elemento de la escena que está en vertical o centrado
Es un buen formato para plasmar un cuerpo humano de pie
Normalmente es muy comercial, puedes fijarte en revistas y marquesinas y ver como se sirven de este formato para sus fotografías.

Formato cuadrado

Resucitado por la aplicación instagram, "tiene una ventaja importante: nunca hay que cambiar la orientación de la cámara".  Las imágenes cuadradas son simétricas lo que da sensación de solidez y estabilidad por lo que deberemos jugar con la diagonales del cuadrado para lograr efectos de composición con mucha fuerza. Desequilibrar la foto con lineas, elementos y contornos que se salgan del marco visible.


Encuadres dentro de encuadres


Otro recurso con fuerza es la de encuadrar el motivo. Es muy utilizado en autorretratos, enmarcando en espejos o marcos de cuadros. Creas sub historias dentro de una escena. Da mucha fuerza y complejidad a la imagen, pero siempre utilizar con un sentido, sino caeremos en el cliché visual.


Si te has perdido algún capítulo, puedes verlos a continuación.

0. Presentación
1. Tipos de cámara y objetivos.
2. Diafragma, velocidad, iso.
3. Práctica Diafragma y velocidad.
4. Planos Fotográficos.
5. Ángulos
6. Líneas


Post de Miguel Santamaría
Mig_electro

Share:

0 comments

Gracias por tu comentario, nos ayuda a crecer