El yoga llegó para quedarse


Hace un par de meses os hablaba de Televisión Consciente, la plataforma que uso para seguir clases de yoga, pilates, meditación, es algo que me viene genial en los viajes, ya que aunque no tenga un sitio donde ir, puedo hacerlo en mi propia habitación, hoy quiero hablaros un poco más del yoga.

Desde septiembre lo practico, aunque anteriormente lo había practicado, la primera vez con 17 años, aunque no de seguido, luego con 22 cuando estuve viviendo en Canadá, me apunte a clases de inglés y en la escuela había yoga, que mejor manera de practicar el inglés que con deporte, ya me picó el gusanillo, aunque al volver a Madrid no me apunté en ninguna parte, y no fue hasta el embarazo de Saioa cuando volví a practicarlo, me apunté a yoga y pilates y también a natación, aunque esto último terminé yendo yo sola como he ido siempre, después volví a dejarlo hasta el embarazo de Sira, curiosamente creo que no me he cuidado tanto y he hecho tanto ejercicio como en los dos embarazos.
Al dar a la luz me prometí a mi misma recuperar la tripa que tenía antes de tener a Saioa, al menos en la medida que pusiera, comencé a ir a hipopresivos pero me pillaba tan lejos de casa que lo dejé, y fue en septiembre cuando el yoga volvió a mi vida, y yo me volví a reencontrar, esta vez para engancharme por completo.


El lugar no podía ser otro, Cancún, las vistas desde donde lo practicábamos eran inmejorables, el mar, ese mar, ese color, el cielo, el amanecer, el sonido, el viento, ¡¡todo!! además... la profesora, Petra, es alucinante, su voz, su calma, su experiencia, me fue muy difícil encontrar algo en Madrid porque ella puso el listón muy alto, pero entonces conocí a Lucía, y sus clases son tal como practicaba con Petra en México, hasta su tono de voz es similar.

El yoga, doctrina filosófica hindú, es el conjunto de técnicas de concentración derivadas de esta doctrina filosófica que se practican para conseguir un mayor control físico y mental.

Desde que lo practico:
- Me siento mejor, tengo más energía y noto que me canso menos.
- He notado lo que he ganado en flexibilidad.
- Mi espalda ha mejorado mucho, al menos en mi caso, ha venido fenomenal. Y mejorado la postura.
- Gracias a la respiración, mejora la oxigenación del cuerpo.
- Mejora la relajación, genera calma, aminora el estres y la ansiedad. Esa paz interior de la que llevo hablando meses, la verdad me ha ayudado a soportar la carga de trabajo que he tenido durante meses.

El yoga además no es solo una práctica, puede ser un estilo de vida, en mi caso, no he cambiado mucho más, estoy cambiando la alimentación y la mentalidad en muchos aspectos, estoy leyendo bastantes libros sobre yoga, sobre Buda, así en un tiempo volveré a contar más cositas y si he cambiado algún aspecto de mi vida.
"Para tener buena salud, encontrar la felicidad verdadera en la familia y traer paz a todos, el hombre debe primero controlar su propia mente. Si lo logra, habrá llegado a la iluminación, y toda la sabiduría y virtud vendrán naturalmente a él."

Share:

2 comments

  1. Yo he empezado a hacerlo con la peque, ejercicios sencillos. Pero tengo que ser más constante...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te engancharás!!! Yo hago con Saioa y en septiembre creo que la llevaré a algunas clases. Yo ya tengo establecida mi serie que es la que hago todos los días en casa.

      Eliminar

Gracias por tu comentario, nos ayuda a crecer