Fiesta de Pijamas en casa


Hace unas semanas hicimos en casa una fiesta de pijamas muy especial, de cualquier manera lo hubiera sido, pero Mimos y Monas lo hizo todavía más.



Saioa me pidió hace mucho tiempo hacer una fiesta de pijamas en casa con sus mejores amigas, y me pareció una idea genial, pero por falta de tiempo no llegaba, hasta que pedí un fin de semana libre para poder hacerla tranquilos.


Mimos y Monas unas semanas antes había anunciado en su Instagram que llegaban las fiestas de pijamas es un mes, me encantaron, nosotros tenemos un tipi, pero en él no cabían las 4 niñas, así que esa opción de tipis era perfecta y no defraudó nada, fue un poco a lo loco, comentar la fecha y cerrarlo en cuestión de minutos.



Durmieron en casa 4 niñas y un bebé, bueno Sira durmió en su cunita, aunque no había quien la sacara del tipi de su hermana, la hermanita de otra de las amigas de Saioa, que se quedó a cenar, no quería irse, y no me extraña, porque si yo estaba pasándolo en grande, imagino ellas.



Mimos y Monas vienen a casa a montarlo todo y al dia siguiente a retirarlo, Saioa alucinó cuando vio el montaje, se quedó sin habla, sabía que íbamos a preparar el tipi pero no se esperaba ese despliegue.

Cuando llegaron estuvieron jugando, preparando y guardando sus cosas, decidiendo pelis y juegos, a la hora de la cena, nos decidimos por perritos calientes, para ello también Mimos y Monas lo preparan todo, la mesa, el picoteo, las chuches, los perritos y su máquina para hacerlos, cosa que les encantó y nos dio mucho juego durante la cena.


Después de eso quisimos hacer unos atrapasueños, pero no estaban muy centradas, así que decidí guardar todo para otra ocasión, así lo preparo mejor, porque quiero llevar unos de Mexico además.

Hicimos yoga, ellas se disfrazaron e hicieron un teatro, contaron cuentos, pintaron, hicieron manualidades que luego se llevaron con una tarjeta de recuerdo de su primera fiesta de pijamas, hasta que llegó el momento de ver la peli con palomitas, metidas en sus tipis, les encantó ese momento y vieron dos pelis, después de eso, a lavar los dientes y a dormir.



Me levanté a mirarlas un par de veces y estaban por parejas en dos tipis y me encantó verlas, tanto que me dieron ganas de meterme a dormir allí con ellas. Lo pasaron en grande, al día siguiente hicimos un gran desayuno, y por supuesto que no se me han quitado las ganas de hacer otra ya estoy planeando la siguiente.


Share:

1 comments

  1. Estaba deseando ver este post y no me ha decepcionado!! Menudo recuerdo bueno va a tener tu hija, y que pro la gente de Mimos y Monas.
    Un besote!
    Marialu

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, nos ayuda a crecer