Si tuviera que elegir un regalo, Mesa de Luz

La luz es uno de los recursos que más puede atraer a un niño, desde pequeñitos es lo que más les llama la atención, y cuando ya pueden señalar e incluso decir una palabra, mis hijas, sobrinos y niños cercanos, señalaban farolas, lámparas, luces del árbol de Navidad alucinados diciendo "luz, luz..."




Por ello, las mesas o cajas de luz son un recurso educativo excelente, permite a los pequeños y grandes experimentar, la mesa de luz pertenece al enfoque Reggio Emilia, en la cual el niño es el total protagonista, por su luminosidad consigue atraer al niños y mantener un nivel elevado de concentración, invitando de este modo a experimentar, en mi caso, pongo a su disposición todos los recursos que hemos ido consiguiendo en estos meses, algunos comprados, otros regalados, muchas cosas impresas, otras extraídas de la propia naturaleza, dejo que sean ellas quienes experimenten con todo eso, especialmente Sira, con Saioa ya tratamos de "jugar" aprovechando este material para introducir temas como anatomía, geografía, matemáticas, inglés, lengua... una forma de aprender jugando y sin darse cuenta, yo misma me he sorprendido de como ha aprendido muchas cosas, sin esfuerzo, en familia, divirtiéndonos, pasando tiempo juntas, y observando como es algo, que engancha, que aumenta sus ganas de saber más, su curiosidad...

La mesa de luz, relaja, favorece la imaginación y la concentración, aumenta su curiosidad, se pueden realizar múltiples actividades, un sinfín de propuestas educativas y divertidas.









































Nuestra mesa de luz es de Jugaia, fue el regalo de segundo cumpleaños de Sira, llevaba tiempo leyendo y conociendo más sobre ellas, y tenía muchas ganas de haberla tenido con Saioa, pero al final llegó a nosotras cuando mejor podíamos usarla y se ha convertido en un recurso excelente, ultimamente la tenemos siempre en el salón, y ellas solas a veces la conectan, tienen sus roles establecidos y es Saioa quien la enchufa y Sira la enciende, hacen un equipazo. También se puede conseguir todo tipo de materiales en Jugaia y en Mumuchu, de donde son nuestras cascadas



También podéis crear vuestro propio material e imprimirlo en hojas de acetato, en folios, o hacer figuras con fieltro o goma eva, internet además está lleno de recursos e imprimibles, otro recurso genial en otoño por ejemplo son las hojas de los árboles, es alucinante como se observan los nervios, si en casa tenemos flores, aprovechamos sus pétalos caídos, plumas que encontrams por la calle (también tenemos compradas de colores), la cantidad de recursos es ilimitada, y no tienen por que ser caro conseguirlos, os lo aseguro.

En Instagram, (@almu_across) podéis seguirme, e iré colgando todo lo que se me ocurra con la mesa de luz, ya sea en stories o en el perfil, y si un día me animo, os cuelgo un vídeo en un nuevo post.

Share:

1 comments

  1. Creo que Vega no ha jugado nunca con una mesa de luz, ni se me había ocurrido, y mola!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, nos ayuda a crecer