Adiós 2017, Hola 2018


Digo adiós a un año, cuanto menos extraño, no podría clasificarlo como bueno o malo, porque he tenido de todo, desde luego se marca por una de las decisiones que más marcará mi vida, ahora y en un futuro.



  • Recibía el año en Buenos Aires, y en ese mismo instante decidí que sería la última vez que pasaría las fiestas fuera de casa y lejos de mis niñas, que vueltas da la vida, porque este año y no por trabajo, tampoco estaré con ellas en año nuevo.
  • A la vuelta, días de frío y nieve, y como pasamos un fin de semana en el precioso pueblo de Rascafría, no hace falta irse lejos para descubrir verdaderas maravillas.
  • El 14 de febrero abría mi corazón, de verdad, porque ese día se celebra el día de las cardiopatías congénitas, y Saioa tiene una, os lo contaba en un post de corazón.
  • Seguí viajando y pasando muuucho tiempo en Buenos Aires y os contaba mis aventuras, Caminito, Barras, librerías, bares, restaurantes... sobretodo en el mes de marzo cuando me quedé tirada allí 15 días, y tuve que retrasar hasta 3 veces el cumpleaños de Sira, pero por fin volvimos y pudimos celebrarlo con toda la familia, como se lo merecía.
  • Quise volver a descubrir mi provincia, cosa que quiero continuar en este 2018, y viajé, junto a mi ex marido a Valverde de los Arroyos, no lo conocía, a pesar de lo bien que siempre me hablaron de él, pero no pilla cerca de mi pueblo, y es una pasada, como ya os conté, además cerca se encuentra Umbralejo, un pueblo fantasma donde pasamos una tarde estupenda y a mi, no me faltó la chispa de imaginación.
  • Sira y yo, disfrutábamos juntas del lavado de cara de Kamchatka Magic Toys, mi juguetería de referencia en Madrid, a los que queremos y adoramos, además fui la suertuda de encargarme de su crónica en la nueva guía Mammaproof de Madrid, que por cierto fue la presentación en Casa de Fieras en mayo y aunque entré llorando, terminé riendo y disfrutando como loca con mis compañeras y haciendo divertidos "boomerangs" con las chicas.
  • Viajé a Dubai, me cambiaron los compañeros varias veces, al final fui con quien tenía que ir, reí y disfruté, sin saber que sería el último vuelo que haría siendo esa Almu, el último que haría sintiendo de esa manera, conté mis sentimiendos y como me sentía sola ante un desierto inmenso en el único post de ese viaje, el desierto de Dubai, la ciudad no me gustó, pero pude ver a mi amiga Úrsula y conocer un Dubai diferente, un Dubai que me gustó mucho más.  En parte, fue un viaje del que volví renovada, con una sensación diferente y dispuesta a muchas cosas, pero me duró poco.
  • Como sabéis este 2017 está marcado por la noticia de mi separación, a mi es algo que me afectó mucho, quien me conoce lo sabe, pero hoy sé que es una decisión acertada, mis hijas son felices, las queremos, adoramos y no hemos mentido, os hablaba de como contar esta experiencia a los niños, un post que ha sido de los más leídos del año, al principio sentía que Saioa y Sira se sentirían raras en su entorno, en sus coles, entre mis amigos, pero sé que no, que como el matrimonio, la separación debe vivirse de manera natural, y que ellas se acostumbran mucho mejor que nosotros los adultos, mis niñas... cuanto me han enseñado a mi estos meses.
  • Conocimos la labor de Purina, con unos talleres de lectura con perros para que los niños pierdan el miedo a la lectura, y lo llevan a las escuelas.
  • En verano tuve que irme por trabajo 22 días a Tel Aviv y Bangkok, lo pasé realmente mal, aunque aproveché también para hacer algo de turismo por Bangkok, ir a Jerusalem y poder conocer de cerca un santuario de elefantes, que resultó ser un fiasco y no ser lo que esperaba, lo contaba en un post duro pero necesario. Se me hizo duro, eterno, de los peores momentos que he pasado estando de destacamento, me di cuenta que no quería estar más tiempo perdiéndome tantas cosas y decidí reducirme para pasar más tiempo con mis niñas, perderme menos cosas y disfrutar más de ellas.
  • También con Sira acudí a conocer los juguetes ecológicos de Toc Toys, donde descubrí verdaderas maravillas y donde observé el cáctus que Papa Noel finalmente traería hace una semana a Sira, porque quedó fascinada con él, yo, sin embargo, enamorada de las abejas, creo que a Sira se le quedan ya pequeñas, y tenemos demasiados juguetes del estilo, pero sin duda, siempre las querré, las abejas y yo, para mi, las abejas significan papá.
  • Llegaron a casa Luna y Kanuat, dos preciosas gatitas encontradas en la calle.
  • Después de verano hicimos un road trip por toda Galicia, nosotras ya veraneábamos en Galicia, pero descubrimos la comunidad casi por completo, en buena compañía y con un guía de excepción, solo nos quedó Lugo, y me quedan algunos post por subir, pero en la etiqueta Galicia, podéis leer lo que hasta el momento he subido al blog.
  • Saioa cumplió 7 años, 7 añazos, y este año quiso hacer una fiesta de Halloween, la llamamos Saiolloween y lo cierto es que nadie falló con los disfraces, niños y adultos y lo pasamos tan bien, que me quedaron ganas de hacer otra a la semana siguiente.
  • Hace poquito os hablaba de lo que ha sido la estrella del año, la mesa de luz, la usamos muchísimo.
  • He volado por primera vez (trabajando) el A330, y no me gusta, adoro mi "reina de los cielos" mi Jumbo precioso, mi 747, aunque poco a poco me voy haciendo con el otro y sé que terminará siendo mi avión.
  •  En cuanto a lo laboral, no puedo quejarme, como contaba arriba, decidí pedir la reducción, vivo más tranquila, más relajada, haciendo mejor los vuelos que tengo y pasando más y mejor tiempo con mis hijas, además, después de 10 años, llegó la noticia que tanto y tanto deseaba.

La realidad es que 2017 ha sido un año horrible, que ha mejorado con el paso de los meses, no puedo quejarme, tenemos salud, mis niñas crecen sanas y felices y eso es lo que me importa, en 2018 me quedan muchas cosas por solucionar y sé, que soy afortunada, gracias a todos los amigos y amigas que habéis estado a mi lado compañeros y compañeras que habéis pasado a formar parte de mi. No ha sido tampoco un buen año para mucha gente que quiero y eso hace que me entristezca más todavía, pero toca renovarse, resetearse, buscar lo bueno, la luz, la sonrisa, los colores, y como dije en mi ig hace tiempo, en mi primer vuelo de mi nueva vida
 "mejores cosas me esperan y me quieren entera"

FELIZ AÑO 2018

Share:

1 comments

  1. Es curioso cómo hasta en los que parecen ser nuestros peores momentos aparecen tantos ratos buenos, tanto cariño y tanta fuerza para seguir adelante.

    Para muchos de nosotros 2018 lo tiene fácil para superar a 2017, pero nunca está de más darle una ayudita! Feliz año, Almu! :D

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, nos ayuda a crecer