Viaje a Galicia. Playa de las Catedrales



La playa de las Catedrales se encuentra en la costa de Lugo, pertenece al ayuntamiento de Ribadeo y limita al Este con Asturias, famosa y muy visitada, pero digna de ver.



Cosas a tener en cuenta.
- Hay que reservar para poder acceder a ella. No siempre, pero es importante mirarlo y ver en su web si lo requiere.
- Mirar el estado de las mareas, si la marea esta alta no se pude bajar y los arcos no serán visibles, solo con baja mar y siempre teniendo en cuenta que la marea vuelve a subir.
- No es recomendable ir en periodos vacacionales, puentes o Semana Santa, colas interminables, lleno absoluto y por supuesto si sitio donde aparcar, además de un atasco considerable en las proximidades.
- Ir pronto, para evitar colas en las escaleras y poder disfrutar de esta maravilla sin, todavía, demasiada gente.
- Haz tu visita sostenibles (aquí y en todas partes), es un lugar natural, que se conserva virgen, no comas (hay lugares destinados a ellos), no tires residuos, no subas a las rocas, no firmes ni marques las rocas, no cojas conchas, percebes... no alteres la naturaleza.


Como ves en las fotos, nuestro día fue lluvioso, lo que a mi al principio me pareció un fastidió, se convirtió en lo mejor, apenas había gente, las niñas disfrutaron como nadie de las pequeñas lagunas que se formaron, y se empaparon como las que más, con miradas indiscretas hacia mi persona porque dejaba a las niñas quitarse las botas e ir totalmente empapadas, frío no hacía y se estaban divirtiendo, pues nada más que hablar. 











































"Si alguna vez llegas hasta esa puerta, hasta ese lugar de mi costa, que marca la división de los dos mundos, descubrirás que el tiempo no tiene más medida que el ritmo de las mareas, o el color del horizonte.

Si alguna vez te quedas con los pies anclados en la arena contemplando cómo se abren y se cierran los pasadizos secretos donde, según se dice, duermen los hombres que el mar retiene hechizados en su abrazo de espuma, recuerda que estás bordeando el mayor de los misterios.

Cada día, o cada noche, nunca a la hora prevista, nunca a la hora exacta, las aristas del umbral se iluminan de Soles o de Lunas. Ese es un momento mágico en el que, según la leyenda, se podría predecir el futuro y recuperar el pasado.

Y dicen los viejos marineros que en los horas más oscuras, en las noches en las que la Luna desaparece para renacer, unos puntos brillantes marcan los límites y el centro de esa puerta, y que son los ojos verdes de las sirenas que iluminan desde siempre, desde todos los tiempos, los senderos del mar de regreso a casa.


Y cuentan que si, cuando el limite más bajo de la marea coincide con el momento en que el sol empieza a descender por el horizonte estas frente a esa puerta, puedes pedir un deseo por que ese es un momento en que los Dioses estan mas cerca de ti y mas atentos a lo que puedas pedirles"

Share:

1 comments

Gracias por tu comentario, nos ayuda a crecer