Mis 10 cosas preferidas de Oporto


Siempre lo recomiendo en todas las ciudades, andar es la mejor opción para conocerlas, perderse por sus callejones, subir sus cuestas y Oporto tiene el tamaño perfecto para ello, aún con cuestas, se puede recorrer perfectamente, nosotros lo hicimos con Saioa (7 años) y un carrito. Es genial ir descubriendo rincones, fachadas y pequeños mercados. 

 

1. Estación Sao Bento

Conocida por sus preciosos paneles de veinte mil azulejos con representaciones históricas, su construcción se realizó sobre un monasterio que fue pasto de las llamas, es normal ver zonas modernizadas y pantallas, ya que es la principal estación de tren de la ciudad y es usada a diario.


2. Fachadas de la ciudad.

Recorrer Oporto a pie es una oportunidad única para observar sus fachadas decadentes, sus azulejos de colores, sus desgastadas ventanas y las coladas en ellas, imaginar las vidas dentro de esos edificios, cabezas asomadas observando el ir y venir de los turistas, sin duda no es una ciudad digamos "cuidada" pero su encanto reside en esa decadencia.


3. Catedral de la Sé.

Situada en el centro histórico de Oporto, al lado del puente y con las mismas preciosas vistas.


4. Atardecer desde el Puente Don Luis I.

Es un clásico, que si bien se llena de turistas no puede dejar de disfrutarse, tanto al ir como al volver lo cruzamos andando, al ir por abajo, y al volver por arriba, las vistas de la ciudad y la puesta de sol sobre el Duero son una maravilla.



5. La Librería Lello.

Una de las más bonitas del mundo, llena de visitantes y con largas colas, pero donde no tuvimos que esperar ni un minuto para entrar a verla, y de la que os hablaré en el siguiente post.

6. La Ribeira.

 El barrio más característico y seguramente fotografiado de Oporto. Como ya dice su nombre es el barrio situado en la ribera del río, y está declarado Patrimonio de la Humanidad por las UNESCO. Las mejores vistas se encuentran desde el otro lado, la zona de Vila Nova de Gaia como ves en la primera foto del post y la del funicular.


7. El funicular.    

Para los niños es una experiencia preciosa, volar sobre los tejados y ver la Ribeira desde la altura, el paseo es corto, pero os dejará en lo alto del puente.


8. Torre Clérigos.

Es uno de los principales símbolos de la ciudad de Oporto y desde lo alto se observan las mejores vistas de toda la ciudad, la torre se observa prácticamente desde cada punto de Oporto.


9. Ver los antiguos tranvías, o montar en ellos.

No montamos en ninguno, pero si nos llamaban la atención, especialmente a las niñas, no dejan de ser llamativos para ellas.
 

10. Las cosas que no hice. 

Mercado de Bolhao, que me encantan, pero fue lo que descarté por tiempo, y sin duda me arrepiento, y tomar un vino en una de sus bodegas, pero el vino de Oporto no me gusta absolutamente nada, pero si eres de probar y degustar, no te lo pierdas, porque paseando siempre te dan tickets para probar u ofertas para degustar.

Y a ti, ¿qué es lo que más te gusta de Oporto?




Share:

2 comments

  1. Yo aún no he estado nunca en Portugal y lo estoy deseando

    ResponderEliminar
  2. Me encantó Lisboa y sueño con Porto, pero no acabamos de encontrar el momento! ><

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, nos ayuda a crecer