Viaje a Galicia. Bosque encantado de Aldán


Descubir casualmente este bosque ha sido uno de los descubrimientos del viaje, cerca de Cangas do Morrazo, pasear por él es una maravilla, siempre y cuando el silencio no se vea interrumpido por los gritos y lloros de una pequeña de dos años y medio.



Para encontrarlo, ya que no es muy fácil (os dejo mapa al final del post) lo primero es toparnos con un antiguo lavadero donde poder aparcar y desde ahí comenzar el camino andando hasta dar con el paso al bosque, nada más adentrarnos encontraremos que el camino se divide en dos, los dos llevan hacia el castillo, uno a la parte superior y otro a la parte de abajo, se puede entrar al castillo, a través de una piedra colocada sobre el río, pero no es nada recomendable debido a su estado de conservación, pero a los niños, verlo por fuera, seguro que les encanta.
A su lado, el puente, cubierto de vegetación, escalinatas, caminos frondosos siguiendo la senda del río Orxás, hasta llegar a los antiguos molinos, es un precioso paseo para disfrutar tan solo de la naturaleza, es un sitio increíble que merece un mejor cuidado y estado de conservación, para ir con tiempo y dedicarlo a una sesión de fotos, en nuestro caso, aparte de empezar con mal pie por una rabieta de Sira, que dio pie a que se quedara dormida una hora después, tan solo dimos un paseo para irnos rápido a comer, pero merece la pena.


Propiedad de los Condes de Canalejas, el pazo tenía esta enorme finca, usada por familiares y amigos para la caza y otras actividadas. a finca fue donada al Concello de Cangas, que de manera muy desacertada la ha dejado descuidada





Os dejo el mapa por si os interesa hacer un visita, porque encontrarlo, como os decía, no es fácil.

Share:

0 comments

Gracias por tu comentario, nos ayuda a crecer