Honey

Hoy quería enseñaros la cosa más rica que hace mi padre, hace MIEL, desde siempre, desde que tengo uso de razon recuerdo a la gente venir a casa a encargarle, a recoger tarros, vendiendo, colmenas para arriba, colmenas para abajo.
Y es una maravilla, él no se ha dedicado y no se dedica a ello, es un hobby, un hobby al que podría sacar mucho más, pero como para él es eso, una afición, la vende por un precio simbolico, muchísimo más barato que cualquier miel que se encuentra en el mercado, a conocidos o conocidos de conocidos (ya sabéis el boca a boca) y sinceramente, mucho más buena, natural natural, de verdad.



Estos dos tarros que le preparé a la profe de la guardería de mi hija, para que pase un invierno un poco mejor, y para hacer frente a esos catarros.

Yo no soy de tomar mucha miel, diría que incluso no me gusta, pero la puedo tomar, la tomo cuando noto que me estoy poniendo malita, a cantidades industriales, a cucharadas o en la leche bien calentita, y rara vez llegó a estar mala mala, es mano de santo, como diría mi abuela, el mejor remedio que conozco.

¿Vosotros tomáis miel?

Share:

9 comments

  1. Yo soy como tú, en cuantito que noto que me duele algo la garganta, me tomo miel con leche calentita y nunca llego a ponerme mala mala. La miel que tomamos en mi casa, es como la de tu padre. Vamos a comprarla a un pueblo de Huelva, que nos pilla medio qué, pero que ya que vamos echamos el día allí y es un gustazo, porque tiene campo, senderos...es precioso. La miel que compramos, la venden las mujeres del pueblo, en botes de distintos tamaños, con nada más que una etiqueta hecha a mano por ellas donde pone el tipo de miel. La mía, la "miel de flores" pura. Me encanta...y luego vas al súper y las que venden allí, no tienen nada que ver. Así que en mi casa, si se acaba la miel, a por más que vamos a este pueblecito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no hay nada como lo casero, de verdad es una diferencia brutal, mi padre no se dedica a esto es puro hobby y fíjate no hace negocio porque no quiere, porque es un hobby para él, pero este puente ya me ha dicho mi madre que han vendido casi toda, que ya queda solo para nosotros.
      Y lo mismo pasa con todo lo del huerto, que es su otra pasión y menudo favor a toda la familia, que no tenemos que comprar verduras, hortalizas y alguna fruta.
      Besos, si vienes por aquí te paso un tarrito para que pruebes esta.

      Eliminar
    2. ¡Seguro que está buenísima! ;)

      Eliminar
  2. Qué suerte miel casera y de tu padre ni más ni menos, yo se la hecho a la ensalada cuando le pongo algún queso fuerte para contrarrestar y queda genial!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, yo también hago eso, le pongo en la ensalada, la verdad que la miel da mucho de sí, en tostadas, en la leche, en ensalada, con nueces, en guisos, en parrilladas, bueno mi comida favorita es de hecho las costillas con miel... nmm.
      Y la verdad que encima sea mi padre el que la hace, pues mucho mejor, ya no solo tomamos calidad por casero y porque sabemos que no lleva nada añadido, sino que sabemos que la hace con todo su amor, sin querer recibir nada a cambio y eso hoy en día...
      Besos guapa

      Eliminar
  3. Me gusta tu post de hoy, en mi casa mi madre también la compra casera a una mujer de aquí y está riquísima, cada dos por tres está comprándole pq la tomamos mucho sobre todo con zumo de naranja. Las cosas caseras son las mejores!un besito

    ResponderEliminar
  4. Yo también la tengo y esta riquísima.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Me parece precioso el detalle. Al leer tus palabras, tu padre me ha recordado mucho a mi abuelo. El siempre venía cargado de tarros de cristal llenos de miel del campo. A mi tampoco me gusta mucho, jeje, pero para los catarros también me obligaban a tomarla...
    Qudaron muy monos los botes! ;)

    Un Besito

    -Isabel-

    http://ellassoloquierendivertirse.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, nos ayuda a crecer