La casa de Dulcinea del Toboso


La casa de Dulcinea del Toboso se puede visitar, o mejor dicho, el Museo que alberga la que fue casa de los Martínez Zarco de Morales, Esteban y su hermana doña Ana, doña Ana fue la inspiración para el persona de Dulcinea de El Toboso. 


El museo mantiene parte de su estructura original, y se han mantenido sus dependencias como molino, bodega, patios, corrales, pozos... se trataba de una casa típica de los hidalgos de la Mancha



En la cocina se hacía la vida, desde ella se llega a la despensa, parte importante de la casa donde se guardan alimentos básicos e ingredientes, también las propias cosechas.



En la planta superior se encuentran las alcobas, cuando no eran pobres, maridos y mujeres dormían en habitaciones separadas, en este caso, hermano y hermana, corresponde al hombre la habotación más cercana a las estancias comunes, siendo la última la de doña Ana, donde además de su zona para dormir, dispone de un estrado, un lugar a los pies de la cama, entelado, donde las mujeres se sentaban en cojines a coser, leer o tocar instrumentos.

No teníamos pensado pasar por El Toboso, pero en el último momento cambiamos de opinión y me alegré mucho, porque si se quiere hacer la Ruta de Don Quijote es una parada indispensable, ver como era la casa en la que vivía Dulcinea, o mejor dicho, la persona que en la que fue inspirada, es una visita ideal para hacer con niños, si bien, los carritos hay que dejarlos aparcados en la entrada, es muy cómoda, además en nuestro caso, estuvimos solos durante toda la visita, por lo que pudimos disfrutar un buen rato del patio donde está la trilla, el molino, y gallinas, gallos y conejos.

Museo Dulcinea de El Toboso.
C/ Quijote, 1
El Toboso
Toledo

Share:

1 comments

Gracias por tu comentario, nos ayuda a crecer