El desierto de Dubai


Hace un mes estuve de viaje en Dubai, voy a ser sincera, Dubai no me gustó, ni un poquito, Dubai es el desafio del hombre, es el tener dinero y querer y poder construir lo que se quiere en medio de un desierto, estas ciudades inventadas en medio de la nada no me gustan, ni me llaman, ha sido una oportunidad conocerla y la he disfrutado, pero ya, lo mejor fue conocer el Dubai de Úrsula, vivir un Dubai diferente con ella, y sin duda el desierto, la arena que debería ocupar el espacio de tanto edificio.




El viaje por el desierto lo hicimos en 4x4, es algo típico de turistas, son packs que venden en cualquier web e incluso hoteles, nosotros hablamos con el guía para que nos parara en un lugar donde no hubiera nadie, porque viendo por donde pasamos, a veces solos, a veces con una tremenda masificación, no quería parar con miles de personas al lado. No solo me sorprendió la inmensidad del desierto, me sorprendió lo cerdos que somos los humanos, y como dejamos basura allá donde vamos, tremendamente vergonzoso, porque al igual que hicimos nosotros metiendo todas las botellas de agua en una bolsa y dejándola en el coche para después tirarla, creo que todo el mundo podría hacerlo... una pena.


El desierto me gustó, me encantó, pisé descalza la arena, que no se parece absolutamente en nada a la de la playa, la de ninguna playa, disfruté y pensé, vivimos un atardecer casi mágico, lento, a su ritmo, hasta que el cielo arde, de Dubai volví con unas sensaciones diferentes, al fin y al cabo el visitar un lugar nuevo, nos hace abrir la mente, pero me duró poco esas sensaciones y esos pensamientos, lo cierto es que no me dio ni tiempo a actuar.



 






































Aunque sea una "turistada", recomiendo visitar el desierto, cualquier desierto que se tenga oportunidad, yo lo disfruté, lo viví y sonreí, sonreí porque en ese momento era todo lo feliz que podía ser, y quizá, ni siquiera era consciente de ello.

Share:

1 comments

  1. Gracias por compartir tu experiencia.
    He leido tu post y tengo en mente ir este verano "al desierto" con los niños, pero ahora me hago una mejor idea de lo que nos podemos encontrar.
    Un placer haber pasado por aqui y conocer este blog.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, nos ayuda a crecer