Nuestra Boda. Regalitos

Desde que decidimos nuestra boda, tenía claro que quería regalar algo a mis invitados, hecho por mi, y por ello me decidí por algo que sabía hacer, jabones, que resulta, que ahora es de lo más típico, finalmente por problemas de tiempo (lease como siempre, el trabajo) no pude hacerlos yo mismo, cosa que me fastidió muuuuucho, así que los encargamos.


Otra cosa que tenía clara era que serían de romero, porque me encanta, porque me recuerda a mi infancia y por mil cosas más.

Asi que en unas cestas con una alfombra de hojas de romero lo colocamos todo, quedarón unas cestas muy monas, pero no os las puedo enseñar porque no he podido volverme más loca, intentando buscar esas fotos, y nada, que no hay manera.


Además, dimos un detalle más, que más absurdo no podía ser, y encantó, por un guiño a nuestro época sin niña y viviendo en otra zona de Madrid, donde nos hicimos fijos de un sitio de vinos, eran unos tapones para las botellas de vino.

Unos novios de Playmóbil, que al igual que no hubo cena/banquete, no hubo tarta de bodas, así que en las bandejas de postres sacaron unas parejas de novios, dirigidas a nuestros amigos, pero muchas parejas o playmobil sueltos, fueron a caer en manos de los invitados más pequeños.

Y por un regalo que me hicieron, yo no quería, di alfileres, que ya os enseñaré, porque la presentación no podía ser más mona.

Y hasta aquí puedo leer, porque casi un año después, hay una cosa en el aire que todavía no he dado, jajajaja, vergüenza debería darme.

Share:

5 comments

  1. Jajaja!!! Que sera????

    Que monos los jabones....

    Lola

    ResponderEliminar
  2. Eso, eso, ¿Qué será?

    Me estoy dando cuenta yo, ¡de que coincidimos en mucho! Yo también di jabones que hicieron mi madre y mi hermana (es más, creo que te pregunté a ti y a otras compis, cómo los hacías); di alfileres que hice yo a mano cosiendo florecitas de tela; di mini-ligas a las amigas o primas más jóvenes (ligas normales a sólo tres amigas) y abanicos para el calor, que aquí hace mucho en Junio.
    Migue por su parte, dio tapones para las botellas de vino también. Quería algo útil.

    Así que coincidimos mucho.

    El romero me encanta, hace poco fuimos al vivero a por cactus para Migue y yo me llevé una maceta de romero, porque la que tenía, estaba en el sol y se me quemó el verano pasado. Siempre me ha gustado mucho, mucho y siempre que paso por donde hay romero, cojo una ramita y me lo llevo para olerlo. Además está el dicho "Quien ve romero y no lo coge, del mal que le venga no se enoje."

    Resumen: muy bonita tu boda :)

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. Pero qué maravilla!!!! Y a tu lado me siento una rata porque yo sólo di pashminas verdes ....

    Quiero saber esa otra cosa.....jejejeje

    Un besito

    ResponderEliminar
  4. Yo también quería hacer jabones y al final nada, pero los di, y los cortamos y envolvimos nosotros (algo es algo) los míos eran de vainilla y violetas. Te quedaron monísimos!!
    Un besuco

    ResponderEliminar
  5. Que datalle tan bonito, se nota que tienes buen gusto!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, nos ayuda a crecer